KBR museum

Un tesoro escondido durante 600 años en Bélgica

Hace seis siglos, Bruselas pertenecía a los gobernantes más ricos y poderosos de Europa: los duques de Borgoña, unos políticos magistrales y mecenas cultos. Durante años, estos duques acumularon un tesoro conmovedor: una colección de manuscritos tan únicos que tiene su propio nombre, la Librería.

Felipe el Atrevido, Juan Sin Miedo, Felipe el Bueno, Carlos el Temerario, María de Borgoña y Felipe el Hermoso, soberanos con destinos novelescos, llamaron a su corte a los mejores artistas de su tiempo. Estas obras maestras, sobrevivientes de los estragos del tiempo y la historia, se encuentran protegidos en KBR. Hoy el centro abre sus puertas para compartir los elementos clave y las maravillas de este tesoro a través de su nuevo museo.

Reserva tus entradas

 

 

Copiar no es delito

Antes de la invención de la imprenta, esa era la única forma de transmitir los textos: copiándolos pacientemente en el pergamino con una pluma de ganso. 50 pieles de oveja, meses de trabajo, litros de tinta, plumas, piedras, cuero… A veces, todo eso era necesario para realizar un solo manuscrito. Te contaremos las historias de estos libros y la época en que nacieron. Descubrirás que es mejor desconfiar de los conejos, que la Edad Media es para morirse de risa, que se han visto sirenas en Bruselas o que los libros de historia a veces mienten. También hablaremos sobre aquellos que escribieron, copiaron, decoraron o leyeron estas obras.

 

 Todo el mundo conoce hoy en día a Jan Van Eyck o Rogier van der Weyden, los miniaturistas, pintores de libros, que no tenían nada que envidiar. Hasta el punto en que algunos incluso dicen que las pinturas más hermosas de los primitivos flamencos podrían encontrarse en los manuscritos. Las obras que crearon han trascendido en el tiempo y nos revelan el aspecto más brillante del Siglo de Oro borgoñón, en la confluencia de la Edad Media y la Edad Moderna.

 

La experiencia de descubrir los originales

¿Cómo se puede disfrutar de un libro, diseñado para ser hojeado, si está expuesto dentro de una vitrina, abierto y mostrando solo dos páginas? Las tecnologías de hoy permiten acceder a cualquier obra, como por ejemplo de Felipe el Bueno, y consultarla en su totalidad en una mesa para que puedas examinar cada detalle. Algunos personajes incluso podrían ponerse a bailar por las paredes o susurrarte historias al oído.

Las pinturas, los retablos, las esculturas, las armas y los objetos cotidianos prestados por los principales museos también se harán eco de los manuscritos expuestos, dándoles magnitud y volumen. Siempre con un leitmotiv: ofrecerte un encuentro privilegiado con documentos únicos.

 

 

Cada 6 meses pasamos la página

¿Sabías que los manuscritos son demasiado frágiles para estar en exposición permanentemente? Para preservarlos, cambiaremos las obras expuestas dos veces al año. Un motivo de alegría para los visitantes, que podrán hacer nuevos descubrimientos en cada visita.

 

Informaciones prácticas

Horarios de apertura

  • Abierto del martes al domingo de 10:00 a 17:00.
  • Cerrado los lunes y algunos dias feriados.

 

Entradas

  • 11 €: estándar
  • 8 €:  +65 años, estudiantes, grupos, Davidsfonds, FED+
  • Gratis: <18 años, personas con discapacidad, profesores, desempleados, museumPASSmusées, ICOM, Belspo, Brussels Card
Reserva tus entradas

 

Ubicación

  • Mont des Arts 28, 1000 Bruselas